Posts Tagged ‘San Angel’

Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Cuando vives en un apartamento rentado existen reglas que debes seguir según tu arrendador; una de ellas es NO SE PERMITE DECORACIÓN, y es que a veces nos resulta imposible no querer tener un espacio que lo hagamos propio, que la mejor manera de lograrlo es hacer pequeños cambios que te tengan contento a ti y a tu arrendador. ¡Nosotros te ayudamos! Remodela tu apartamento con el consentimiento de tu casero.

Si tu decoración luce simple y plana puedes intentar colocando unas baldosas sin cemento o yeso; existen algunas de polipropileno o vinil, duran más y suelen ser más económicas, ¡además no dañarás el departamento!

Tal vez te interese: Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Usar clavos en un departamento es un tema difícil, así como realizar perforaciones que puedan causar alguna molestia. Los ganchos de soporte son una excelente opción para decorar. Son fáciles de instalar por su adhesivo y podrás colocarlos en cualquier parte del hogar. Te aseguramos que tu arrendador no tendrá ningún problema en que los coloques

¿Te aburre la sencillez de las paredes? La solución es el papel tapiz adhesivo; existen miles de opciones y se encuentra en diferentes formatos. Las opciones económicas sobran y de esta manera podrás decorar la sala, baño, recamara o cocina. Instalarlo y retirarlo es muy sencillo, sólo debes asegurarte que el papel adhesivo sea de buena calidad para que al momento de retirarlo no deje residuos. 

remodelar

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Las cortinas: tu aliado para que tu departamento cambie. Son una excelente herramienta para decorar tu apartamento sin tener que invertir mucho, tu arrendador podrá estar de acuerdo pues al final son un elemento esencial. Tú serás quien elija el diseño y así le darás un giro totalmente

Existen miles de herramientas básicas que en cualquier departamento o casa pueden formar parte: plantas o flores pequeñas, libreros y hasta espejos. Todo es cuestión de creatividad y de hablar con tu arrendador para que esté enterado que, los elementos que ingresarás al departamento para decoración son cosas pequeñas que puedes llevarte si algún día decides mudarte.

Si quieres el mejor diseño para tu apartamento, ¡haz click aquí!

¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

Esta es quizá una de tus peores pesadillas, encontraste a un inquilino digno de mudarse a tu propiedad, pero quiere negociar la renta. Antes de que salgas corriendo queremos contarte que es posible, siempre y cuando estés de acuerdo y ambas partes obtengan lo que merecen o necesitan.

Lo más importante es detectar cuando el inquilino “quiere hablar contigo de algo importante”, desde las preguntas que hace hasta los movimientos corporales cuando mencionas el costo de la renta. Todas estas son señales para saber si el inquilino está interesado, pero le gustaría negociar un costo más accesible.

Negociar la renta; ¿Sí o no?

Negociar la renta no tiene nada de malo, para ser honestos es una práctica muy común sin embargo puede ser una situación incómoda. Estar preparado será la clave para salir de ella sin rasguños, pero sobre todo con una resolución que beneficie a ambas partes.

👉 5 cosas que no le puedes pedir a tu inquilino

Si crees que tu inquilino no estará listo para mudarse hasta que pueda negociar la renta entonces estas son las 4 cosas que deberás tomar en cuenta antes de lanzarte a la conversación:

Ten claridad de lo que necesitas

Es probable que negociar el costo de la renta esté dentro de tus posibilidades, sin embargo, deberás tener mucha claridad sobre lo que necesitas y debes cobrar por la propiedad que tienes en renta. Para determinar esto hay muchos factores que quizá tú ya conoces así que el siguiente paso será tener en mente las condiciones.

En caso de que aceptes bajar la renta y tu inquilino sea la persona más feliz de este planeta deberás dejarle claro lo que sí y lo que no esperas de él durante el tiempo que viva en tu propiedad. Esto con una sola finalidad, recuperar lo más que puedas el dinero que no estarás recibiendo. Esto significa que a la hora de dejar el inmueble no tendrás que gastar más en reparaciones y que respetará siempre las reglas del lugar para evitarte problemas.

Ofrece algo a cambio

Si después de varias noches la almohada simplemente dijo “no, no vamos a negociar la renta y es la decisión final” entonces puedes pensar en otros beneficios que tu inquilino puede obtener para sentirse más tranquilo viviendo en tu inmueble. Recuerda que los beneficios que elijas deberán estar en el contrato y no deberán generar un costo extra.

Estos pueden ir desde otro lugar de estacionamiento hasta aceptar ciertas remodelaciones o cambios que el inquilino desea hacer a tu propiedad.

Ve cuándo es momento de negociar

Este punto es muy importante. Debes poner mucha atención a la conversación pues existen situaciones en las que el inquilino aceptará rápido tu oferta sin la necesidad de negociar, sin embargo, adelantarte puede ser perjudicial para ti. Detecta cuando es el momento correcto para lanzar una oferta y asegúrate de no aceptar nada hasta que hayas meditado correctamente todas las opciones.

Ya que hablamos de aceptar o no la negociación, es importante saber que está bien decirle a tu inquilino que necesitas un par de días después de escuchar su oferta para tomar la decisión. Así sabrás que tomaste la correcta.

Prepárate para la negociación

Como mencionamos al inicio del artículo, estar preparado es el secreto para negociar con éxito. Antes de encontrarte con tu inquilino piensa en todo lo que podría ocurrir o lo que el inquilino diría y cómo vas a responder. Sí, pensar que el inquilino se va a molestar también entra dentro de este punto. 

Es importante contemplar todas las alternativas para saber cómo reaccionar.

Ahora que conoces nuestros consejos para negociar cuando tu inquilino quiere bajar el costo de la renta nos gustaría saber sobre tu experiencia. Cuéntanos en los comentarios qué piensas sobre negociar la renta, si has vivido una experiencia como tal y qué te ayudaría para que esto fuera más sencillo.

Contratar un agente inmobiliario; Pros y contras

Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Cuando comenzamos a buscar el hogar de nuestros sueños, es fácil entrar en dudas, no saber qué hacer o qué sería lo mejor para nosotros, sí es normal y hoy vamos a hablarte de uno de los temas que más controversia generan cuando hablamos de rentar: ¿Necesitamos contratar un agente inmobiliario?

No te preocupes, hoy vamos a indagar en las cuestiones que probablemente te hagan requerir los servicios de un agente inmobiliario, pero también hablaremos de las situaciones que probablemente sean ideales para saltarte buscar a un experto del real state.

Tal vez te interese: 5 consejos para arrendatarios primerizos

¿Cómo saberlo?

Antes que nada, hay que dejar bien en claro qué es lo que quieres – no precisamente hablamos del aspecto de lo que podría ser tu próximo hogar- nos referimos a qué es lo que buscas, ¿rentar? ¿Comprar?

Considera cuánto tiempo te quieres quedar ahí, cuánto crédito puedes pedir, cuánto poder de negociación hay en tus manos, y cuántos son tus conocimientos del mercado inmobiliario en el momento.

Sé realista con tu situación, esto te evitará muchos contratiempos al momento de tomar en cuenta tus planes de acción.

Ahora vamos a los beneficios de tener un agente inmobiliario o simplemente tomar la decisión de prescindir de sus servicios.

Con agente

  • Ahorro de tiempo
  • Acceso a anuncios exclusivos
  • Propiedades legítimas
  • Estarás libre de papeleo
  • Te enseñarán propiedades acorde a tus peticiones

Pero considera que:

  • Tendrás que invertir en sus servicios
  • Posibles conflictos de intereses
  • Limitado a propiedades de la agencia
  • Puede que no entiendas el papeleo

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Sin agente

  • Ahorras dinero
  • Tienes más control del proceso
  • Entenderás el papeleo
  • Acceso a propiedades del mercado

Contras

  • Riesgo de posibles timos
  • Mayor inversión de tiempo
  • Mayor esfuerzo de tu parte

Ahora que conoces algunos de los pros y contras del proceso de contratar un agente inmobiliario, es momento de que consideres si es momento de invertir en uno o tal vez puedes ahorrarte ese costo.

¿Tienes dudas en el ámbito inmobiliario? Síguenos en nowo.mx, toda la información y charla que los inquilinos y propietarios necesitan.

No te lo pierdas: Ahorra dinero aunque pagues renta ¡Te decimos cómo!

agente inmobiliario

5 términos para tu entender contrato de arrendamiento

5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

De la A a la Z, es cierto que muchas veces, como inquilinos buscando un hogar por primera vez, toda la cuestión de los contratos y partes legales que debemos firmar nos puede causar algo de confusión, y es normal, pero porque para todo hay una primera vez y puede que en esta ocasión sea la tuya rentando, hemos preparado un blog con todos los términos y cuestiones que debes identificar y entender tu contrato de arrendamiento.

La importancia de este papelito es tan grande que no es algo que puedas dejar para otro día, no perdamos más el tiempo y comencemos a entender qué hay en esas letras chiquitas y oraciones rebuscadas.

¿Quién firma el contrato?

Para entender tu contrato de arrendamiento hay dos figuras que debes identificar perfectamente, el arrendador y el arrendatario –tú-. El contrato va firmado por ambos, esa firma es un “sí” legal que comprueba que los dos estaban al tanto de los deberes y obligaciones de cada uno, así como procedimientos de pago, monto de la renta y más.

Inmueble

Esta es otra palabra que verás
mucho entre líneas, es el concepto que hace alusión al objeto del trato
comercial, en este caso el departamento, casa o propiedad por la cual estás
interesad@.

👉 Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Fiador

Esta parte también es común,
el fiador es aquella persona que bajo conocimiento se hará responsable en caso
de que no puedas pagar la mensualidad.

Esqueleto de un contrato

Todo documento que acredite un
convenio de renta debe contener algunos puntos esenciales que le dan
estructura, a continuación te mencionamos algunos.

  • Nombres del arrendador y
    arrendatario
  • Ubicación del inmueble
  • Descripción detallada de la
    casa, las instalaciones y accesorios con que cuenta para el uso habitacional;
    así como el estado en el que se encuentran
  • El monto de la renta
  • La cantidad  de los meses
    de renta del depósito en garantía (de 1 a 3 meses)
  • La fecha en la que terminará
    el contrato (generalmente un año)
  • Firma de los interesados

Clausulas adicionales

Reparaciones y mantenimiento: Este es un punto que puedes ver o no en el contrato, pero es recomendable que sí lo contenga, si el tuyo no cuenta con este apartado, habla con tu arrendador. Aquí se especifica quién se hará cargo de los desperfectos del espacio a rentar, en el caso de que tú, como inquilino tengas que hacer arreglos puede establecer que se haga un descuento en tu depósito por el monto de las reparaciones.

  • Permiso para mascotas: Si tienes peludos debes dejarlo bien en claro y hacer mención de esto en tu contrato, esta cláusula es importante, así evitarás dimes y diretes de si había permiso o no de tener mascotas en el inmueble.
  • Modificaciones: Si quieres llegar a modificar algo en el inmueble es necesario que se lo hagas saber al propietario, evita problemas y asegúrate de tener el permiso de llevarlo a cabo.
  • Número de habitantes: Hay contratos en los que se estipula cuántas personas pueden compartir el espacio a rentar.
  • Pago de suministros: ¿Pagaras la luz, agua y demás servicios tú? O este precio viene incluido en la mensualidad, asegúrate de dejarlo bien claro en el contrato.
  • Uso comercial del inmueble: Si pensabas en rentar una propiedad para montar tu oficina freelance, antes de comenzar a buscar muebles y personal, debes preguntar al arrendador si esto es posible.
  • Término de contrato: Si quisieras terminar tu contrato, hay varias cosas que debes tomar en cuenta, la primera, debes de avisar al propietario 30 días antes, además deberás cubrir una cuota de condonación por cancelación de convenio.
  • Aval: En algunos casos se solicita un aval, lo que quiere decir, conseguir a una persona que responda económicamente por ti. Un segundo seguro viviente que le dará “calma” al arrendador por recibir la renta puntualmente.
  • Renovación de contrato: ¿Cuándo harás tu renovación de contrato? Independientemente de que tu respuesta sea sí o no, establecer una fecha en el contrato es esencial tanto para ti como para la persona que te renta.

Ahora sí, a firmar. Si estás conforme con todos los puntos que mencionamos arriba y comprendes tus obligaciones y derechos como inquilino, es momento de decidir si quieres estar en este nuevo espacio o no, pero eso sí, todo con conocimientos certeros de en qué es en lo que te estás metiendo.

Consejos para arrendadores

4 Consejos para arrendadores primerizos

Si planeas rentar tu hogar pero como en muchas cosas de la vida, eres un primerizo en el asunto, no te preocupes, aquí te daremos 4 consejos para arrendadores que te servirán para saber qué debes hacer y cómo darle un correcto seguimiento a todo tu nuevo proceso.

¡Comencemos para que esa renta quede lista sin problemas!

Consejo 1: Anuncio del inmueble

¡Bien! Ya tomaste la decisión de rentar tu inmueble, el paso que sigue es anunciar que está disponible, como lo sabes, la era digital llegó para cambiarlo todo, te recomendamos diversificar el mensaje de renta y contemplar varios escenarios, desde anunciarlo por internet hasta trabajar en un letrero físico con la información.

No te lo pierdas: Depa o Casa. Los pros y contras de elegir dónde vivir

Un consejo para arrendadores que casi nadie te dice, es la importancia del anuncio. Prepárate con buenas fotografías que hagan lucir tu propiedad, recuerda que lo que ven impactará en la respuesta que tenga tu oferta.

Para los arrendadores, es importante recordar que deben incluir información relevante como ubicación, características del inmueble, servicios aledaños y valor de la propiedad en renta, este último dato lo puedes obtener tomando en cuenta la zona, condiciones del inmueble y costo neto de la propiedad.

Segundo Consejo: Renta mensual

Sí, es lo que percibirás al mes por rentar tu inmueble, pero ¿cómo la puedes calcular? Esto parece más un secreto que un consejo para arrendadores; te vamos a compartir una fórmula muy útil que te ayudará a descubrirlo.

Multiplica el valor de la vivienda por la tasa de interés libre de riesgo. Considera también el valor de venta, así podrás delimitar el monto que estarás considerando. No olvides que la renta se ajusta anualmente de acuerdo a la tasa de inflación, esto quiere decir que cada año tienes que renegociar con tu inquilino el precio de la renta.

Consulta en portales inmobiliarios y descubre cuál es el precio que estos manejan por inmuebles similares al tuyo. También es recomendable guardar entre el 4 y el 6% del depósito para hacer arreglos como pintura, pulido de pisos, cambio de alfombras etc.

3er Consejo: La búsqueda del inquilino perfecto

No podemos confiarle a cualquiera nuestro hogar, ni siquiera si este será la casa de alguien más por un periodo largo o corto de tiempo. ¿Cómo saber si un inquilino es ideal para estar en tu propiedad? Haz tu búsqueda; relaciónate con él y sé directo con respecto a las cosas que quieres y que no quieres en tu propiedad.

Pedir estados de cuenta para rectificar la solvencia económica, comprobante de domicilio, y tener una entrevista con esta persona es elemental para conocerla y decidir si quieres que sea tu inquilino.

Incrementa el valor de tu casa​

Cuarto Consejo: El contrato

Sí, es la parte escrita que será tu protección legal al final del día, una vez que hayas elegido a tu inquilino, es momento de poner todo por escrito y ser claro en el proceso.

Para llevarlo a cabo necesitas los documentos que acrediten que eres el dueño del inmueble, declarar el ingreso de renta, nombres de arrendador y arrendatario, descripción del inmueble, ubicación, monto de renta y el inicio y término del contrato, siendo el mínimo siempre un año.

Todos los acuerdos adicionales deben quedar expresados en estos documentos, tómate tu tiempo para analizarlo y construirlo correctamente. Al firmarlo te quedarás con el documento original y le darás una copia a tu inquilino.

Estas son tan sólo algunas de las cosas más básicas que debes considerar si planeas rentar tu propiedad, ¿qué te parece? Ahora que tienes un poco más de conocimiento sobre lo necesario para que tu primera vez rentando no sea un desastre, es momento de buscar al inquilino perfecto. Si alguien en más quiere compartir sus consejos para arrendadores, pueden hacer en nuestra página de Facebook, formemos la comunidad más grande y armoniosa de arrendadores y arrendatarios.

Cómo encontrar al inquilino ideal

¿Ahorrar si pagas renta? Es posible

Ahorra dinero aunque pagues renta ¡Te decimos cómo!

¿Rentas? Entonces seguramente entiendes bien la situación de tener que contar con cierto monto al mes para liquidar tu derecho como inquilino a estar en tu hogar y evitar los problemas que el retraso de pagos puede traer no sólo a tu relación con tu casero, sino también a tu historial crediticio. Hay ciertas formas de evitar este escenario, ahorrar si pagas renta es posible ¡Adiós a las pesadillas de fin de mes!

Es un hecho, la renta se ha convertido en un gasto que tienes que contemplar sí o sí en tu presupuesto mensual, pero el hecho de tener que contemplarla, no quiere decir que es requerimiento terminar el mes viviendo con un porcentaje mínimo de lo que ganas.

El día de hoy queremos hablar sobre ahorrar, sí, es un tema que nos interesa a muchos y tiene sentido, porque cuando ahorramos somos capaces de planificar y extender nuestros objetivos, plantearnos nuevas metas o  contar con un seguro que nos saque de apuros si es necesario.

Y aunque no lo creas, se puede ahorrar si pagas renta. Sí, es posible y hoy vamos a decirte cómo hacerlo.

Nos mudamos de casa, el secreto para que no rompas los jarrones de la abuela, conoce los tips para transportar esos objetos difíciles

Primero, piensa, ¿qué porcentaje de tus ingresos está destinado a pagar tu alquiler? Bien, ahora comienza a desglosar todos los gastos, desde el pago de la luz, agua y más hasta esas salidas ocasionales, te recomendamos incluirlas y hacer un presupuesto real de lo que gastas.

Ya que tienes estas cifras, pregúntate, ¿qué puedes optimizar?

Una de nuestras recomendaciones es invertir en la eficacia eléctrica; renovar el sistema de iluminación y usar bombillas led te ayudará a ahorrar en el pago mensual de la electricidad, trata de hacer lo mismo con el agua, el aire acondicionado y más, estas medidas además de ser amigables con tu bolsillo, lo son para el medio ambiente.

ahorrar si oagas renta

Mantenimiento

El paso inicial para evitar el mantenimiento es el cuidado, partamos por ahí, pero cuando algo necesita ya una manita para recomponerse, evalúa si tú puedes llevar a cabo esta tarea.

Negociación

¿Sabías que lo recomendable a gastar en tu alquiler es el 30% de lo que ganas? más de esta cifra estaría perjudicando tus ingresos, por ejemplo, en la cuestión de ahorrar.

Si tu contrato está a punto de acabar pronto y crees que el precio de tu alquiler debería de bajar un poco, comienza a entablar la charla con tu casero, háblale de los desperfectos de tu hogar que te hacen pensar que el precio de la renta debería ser más bajo, investiga los precios estándar de la zona y lleva datos que te ayuden a hacerlo cambiar de parecer.

En el caso de que tu arrendatario quiera subir el precio, intenta negociar para que el porcentaje de pago no se eleve demasiado. Háblale sobre tu recordó como inquilino.

Que rentar no sea una pesadilla, te decimos cómo superarlo

Compartir el piso

Si esto se adecúa a tus necesidades, ¡perfecto! Ahora podrán dividir los gastos a la mitad, esto te permitirá invertir este dinero en otras cosas o bien ahorrarlo para un plan futuro. Si pagas renta, ahorrar es más fácil con un roomie.

Consumo responsable

Regresamos a esas acciones que podemos hacer – o dejar de hacer- para ahorrarnos dinero; dejar de usar tanto el aire acondicionado, encender la calefacción sólo cuando es necesario, apagar los aparatos que no estés usando, lavar la ropa por la noche y dejarla secar en la mañana para evitar usar el secador harán la diferencia en tu cuenta bancaria.

Te sorprenderá lo mucho que estos cambios pueden hacer por tus planes de ahorro.

Gastos mensuales

Si no tienes control sobre cuánto estás gastando y en qué, es normal que al final del mes termines estirando cada centavo para sobrevivir. Llevar un registro de en qué gastas y cuanto te ayudará a saber en qué cosas tal vez tienes que ahorrar un poco más, y cuáles debes reducir de tu rutina.

Si no eres del tipo de llevar una libreta a todos lados para anotar cuánto estás gastando, te recomendamos descargar una app para darle seguimiento a tus gastos.

¿Qué te parece? Son consejos muy simples que hacen la diferencia al final del día, cuéntanos en los comentarios, cuáles son tus trucos infalibles para ahorrar dinero, te leemos.

Mudanza: el secreto para que no rompan los jarrones de la abuela

Describe mudanza en una palabra: Amenazante, aterrador, tedioso, fatigoso.
– ¡hey, para dijimos una palabra!

Sí, mudarse es complicado, nadie puede decir que no, independientemente si ese cambio de hogar es debido a cosas buenas como crecimiento laboral, independizarte o cambiar al lugar en el que quieres estar, tener que guardar tu vida en una camioneta y partir a una nueva casa, no es fácil.

Y es que no es un secreto que cuando cambiamos de casa, muchas veces se pierden las cosas, llegan rotas y si tenemos suerte, aparecerán justo como las empacamos, sí, este es uno de los riesgos de cambiar de aires, pero ojo, dijimos riesgo, no obligación.

¡No lo permitas! Que rentar no sea una pesadilla

Y ¡pum! Así fue como surgió nuestra idea de hacerte un listado de cómo empacar y organizar todo a prueba de pérdidas, roturas y más, sí, hablamos con expertos más expertos de mudanza y estos fueron sus consejos para que todo llegue sano y salvo:

TRANSPORTANDO PLANTAS

No permitas que tu compañera amante de la fotosíntesis se pierda o peor, desaparezca el verde de sus hojas por una mudanza, cuando hablamos de transportar plantas es importante tomar en cuenta que son seres vivos y necesitan cuidado.

Para que a esa plantita que ya es parte de la familia no le pase nada es elemental que tomes en cuenta buscar una caja resistente que proteja tu planta – tiene que ser del mismo tamaño-.

Si va a viajar en un camión de mudanzas es importante que al empacar te asegures que cuenta con soporte por los cuatro lados de la caja, esto evitará que se mueva o que caiga y sea aplastada por más cosas.

También busca que la zona en la que sea colocada tenga fácil acceso para que sea de las primeras cosas en sacar del camión de mudanza.

Tal vez te interese: Plant parent: cómo tenerlas, cuidarlas y no matarlas

CUADROS Y ARTE

Sí, sabíamos que eras de esos que ama el arte y les gusta que su casa lo grite a los cuatro vientos, evitemos historias de terror y asegúrate de que tus cuadros lleguen intactos a tu nuevo hogar.

Pero nada que una caja de buena resistencia con papel de burbujas no pueda solucionar – existen diferentes tipos de papel de burbujas, te recomendamos elegir el de las burbujas más grandes, pues brinda más protección- .

Asegúrate que esta caja se coloque de pie en el vehículo para que no choque con nada en el trayecto y claro, poner en la caja que es un material delicado te ayudará a que leguen sin un rasguño.

PERSIANAS

¡No las dejes abandonadas! Llévalas contigo sin problemas haciendo lo siguiente:

Júntalas y que queden cerradas, toma algo de cinta adhesiva y envuélvela en papel de burbujas. Ponlas hasta el final en el camión de mudanzas, son frágiles y pueden romperse si algo les termina cayendo encima.

ALFOMBRAS

Ese toque cozy, cálido, hogareño que una alfombra le da al hogar es imperdible, no permitas que tu alfombra llegue en mal estado a tu nueva casa.

Cuando la enrolles asegúrate de que esté lo más apretada posible, vas a necesitar unas correas para asegurar que ese cilindro perfecto no termine siendo un desastre en el camión de mudanzas, aquí la presión es clave.

TELEVISIONES Y ELECTRÓNICOS

Estos son los que más nos preocupan y duelen pues ¿a quién no le molestaría llegar a su nuevo hogar con una pantalla plana rota? La mejor manera de asegurar que nada le vaya a pasar a tus electrónicos es sí, acomodarlos a conciencia en el camión y también, buscar el recipiente perfecto para protegerlos, aquí te sugerimos un caja de madera o la caja original – o una muy parecida- del electrónico.

No dejes de lado el papel burbuja, esto es un extra que no puedes pasar desapercibido, porque recuerda, persona prevenida vale por dos, si no tienes puedes usar toallas o ropa.

TIPS GENERALES

Mudarte y acomodar son temas de organización; sí, puede que guardar todo legue a ser tedioso, pero hacerlo como te mencionamos arriba a conciencia, poniendo letreros de todo, y organizando correctamente hará que el proceso de acomodar todo al final sea mucho más sencillo, rápido y sin riesgos de romper cosas.

Prepárate con:

  • Cajas de cartón
  • Cajas de madera
  • Papel burbuja o si quieres algo ecofriendly papel periódico cortado en trozos largos
  • Ropa que no te importe ensuciar – no uses la camisa de la suerte aquí-.

Cuéntanos en los comentaros, cuál ha sido tu peor experiencia mudándote y por qué. Te leemos.

No te lo pierdas: Cómo encontrar casa en CDMX Paso a paso para no morir en el intento

¿Cómo rentar un departamento? ¡Que no sea una pesadilla!

¿Cómo rentar un departamento? ¡Que no sea una pesadilla

Encontrar un nuevo hogar no debe de ser un dolor de cabeza, haz de lado los mitos y conviértete en un experto buscando departamento en CDMX. Si te estás preguntando ¿cómo rentar un departamento? Aquí tenemos la respuesta, y básicamente es centrarnos en evitar los errores comunes que cualquier primerizo o no tan primerizo que busca rentar un departamento suele cometer.

No dejemos pasar más el tiempo y descubre qué son esas cosas que ciertamente no quieres hacer o dejar pasar al momento de buscar rentar un departamento.

¿Por qué es tan caro rentar en CDMX?

No hacer una buena búsqueda

Sí, es probable que no tengas tiempo de sobra para buscar el lugar en el que planeas vivir, pero estar involucrado y conocer todas las opciones posibles que se adapten a tu presupuesto, zona deseada, estilo de la vivienda y más harán la diferencia.

Visitar más de una vez el lugar en diferentes horarios es también importante para que conozcas el área en la cual estará el inmueble.

¿Cómo rentar un departamento? Descubre qué son esas cosas que ciertamente no quieres hacer o dejar pasar al momento de buscar rentar un departamento.

Valora tus opciones

¿Qué funcionaría más para ti en este momento? Vivir solo o compartir con alguien.

¿Buscas ahorrar algo de dinero? O puedes hacer el gasto de rentar un departamento por ti mismo.

¿Cuáles son tus necesidades? Hacer una valoración de qué es lo que buscas en tu inmueble es importante, pon sobre la mesa cuáles son tus planes a futuro y cómo tu casa puede ayudarte a llegar ahí.

Destinar más de lo que deberías a la renta

¿Cuánto de tus ganancias deberías destinar para rentar? Es la pregunta del millón, pero oficialmente no debería de ser más del 30% de tus ingresos.

Tomando en cuenta esto, el armar un presupuesto es básico para llegar a la conclusión de si la renta te estará dejando corto de ingresos al final del mes o si bien, puedes llevar a cabo sin problemas el pago de este y otros más servicios.

En este presupuesto no te olvides de incluir gastos personales, mudanza, muebles, servicios, depósito y más. ¡Sé riguroso y contémplalo todo!

No te pierdas: 4 cosas que odiamos a la hora de rentar

Contrato, derechos y deberes

Esta es una de las partes más complicadas y difíciles para aquellos que van a rentar por primera vez, e incluso para los que ya han rentado.

Se trata de todas las dudas relacionadas con la propiedad y propietario; así como tienes responsabilidades, también tienes derechos.

Preguntas relacionadas con la periodicidad de los pagos, la forma en la que estos se harán y más suelen ser comunes y pueden generar malentendidos entre inquilinos y arrendatarios.

Tu contrato debe tener por lo menos nombre del arrendador, arrendatario, dirección del inmueble, precio de la renta, tiempo del contrato, condiciones para finalizarlo y obligaciones del propietario.

Amplía un poco la búsqueda

Es cierto que todos quisiéramos vivir en el centro de la ciudad para llegar al trabajo en 5 minutos, pero muchas veces, cuestiones de presupuesto o necesidades no imposibilitan esta opción.

Eso no quiere decir que es una causa perdida buscar un departamento cerca de zonas céntricas; te recomendamos ampliar un poco la búsqueda, tal vez tengas que caminar un poco más o debas ir en bici, pero esto no se compara con pasar 3 horas en el tráfico todos los días.

Tal vez te interese: ¿Por qué es momento de vivir cerca de tu trabajo?

¿Normas?

Sí, muchas veces los edificios tienen normas, y no saber de ellas puede llevarte a romperás involuntariamente y causarte muchos problemas.

¡Que este no sea tu caso! Pregunta todo lo que debas hasta estar seguro de saber
cómo funcionarán las cosas en tu futuro hogar.

Papeleo a la orden

Importante paso, al final, el papeleo que tanto nos molesta es nuestra protección legar como inquilinos, tener todo en regla es ideal para que en el caso de que llegues a necesitar comprobar algo, puedas hacerlo.

Identificación oficial, aval, comprobante de domicilio actual, depósito y más pueden ser cosas
que necesites para comenzar el proceso de generar un contrato. ¡De ley! No pagues
nada si no hay un contrato de por medio.

Estos son algunos de los puntos base a considerar si quieres comenzar a rentar o cambiar de departamento, cuéntanos en los comentarios, ¿cuál ha sido tu experiencia más complicada al momento de rentar? Te leemos.

Documentos necesarios para rentar

4 cosas que odiamos a la hora de rentar

4 Cosas que odiamos al rentar

Si tú como yo, rentas tu casa o departamento, seguro has pasado por el tedioso proceso antes de mudarte. Imagina esta triste situación; encontraste el departamento de tus sueños, pero una extraña se adelantó con el depósito (el triste y terrible depósito) y ahora tienes que conformarte con el pequeño departamento en una calle diminuta, lejos de la civilización. Situaciones como esa, y muchas más, son cosas que odiamos al rentar.

Bienvenidos a mi vida. Sí, había encontrado el departamento perfecto. No podía esperar para mudarme, pero los trámites para comprobar que soy una persona decente y trabajadora estaban tardando más de lo esperado y una chavita “bien” me ganó el lugar.

En México nadie escribe cartas de recomendación para inquilinos ideales.

Ahora vivo unas cuadras más adentro en la colonia condesa y aunque el estilo de vida del lugar sigue siendo lo que esperaba el departamento no lo es tanto. Todo porque no pude reunir los requisitos del casero a tiempo.

👉 Documentos necesarios para rentar

Es por eso que decidí escribir este artículo; porque quiero saber qué cosas odias al rentar y desahogarme un poquito:

Tener que pagar por adelantado

Entiendo que es normal, que es una regla y que no hay lugar donde esto no se lleve acabo. Mi problema aquí no se trata de pagar sino de comodidad.

Sí, he vivido en más de un departamento en donde pago por adelantado solo para darme cuenta que el lavabo del baño no sirve y que hay una gotera en la cocina cada vez que usas la regadera. ¡Mi casero no quería pagar los arreglos! Y como soy muy confianzuda decidí pagarlo yo misma.

Cuando me mudé el casero se quedó con mi depósito y me lleve una triste experiencia. Si voy a pagar por adelantado quiero estar segura de que el lugar cumple con todas y cada una de las expectativas.

👉 ¿Cómo identificar un departamento en mal estado?

Bienvenidos a mi vida. Sí, había encontrado el departamento perfecto. No podía esperar para mudarme, pero los trámites para comprobar que soy una persona decente y trabajadora estaban tardando más de lo esperado y una chavita “bien” me ganó el lugar.

Tener que probar cuánto ganas

Caseros del mundo, somos muchos los inquilinos que no queremos dejar de pagar. Sé que es un requisito y que si yo fuera ustedes haría lo mismo pero no podemos encontrar una forma más fácil de comprobar mis ingresos que no requiera una carta membretada de antigüedad. Soy freelancer y sí, comprobar mis ingresos no es tan fácil. ¿Qué cosas locas les han pedido para comprobar sus ingresos?

Pagar un depósito en garantía

Ya conté mi triste historia en el primer punto. ¿Alguna vez un casero les ha regresado, aunque sea una cuarta parte de su depósito? Conozco a muchos amigos que dejan sus depas en perfectas condiciones y aún así casero malvado encuentra la mosca en la sopa.

Ya es un gasto tener que pagar de una a dos rentas extras a la hora de mudarte como para hacerlo y estar consciente de que nunca verás ese dinero de vuelta aunque seas el inquilino perfecto.

¡Que alguien escriba ya el manual del casero y el inquilino perfecto!

Tener un aval bancario

Me da terror ver mi estado de cuenta y saber que llegó el momento de pagar la mensualidad al banco por “asumir el riesgo” de que yo tenga un dulce hogar.

Llevo más de 5 años rentando en la CDMX y nunca en mi vida he dejado de pagar una renta, pero la historia de rentar no es como buscar trabajo y en México nadie escribe cartas de recomendación para inquilinos ideales. Sí, no me gusta tener que pagar un aval bancario y sumar más ceros a los gastos de vivienda.

Ya es un gasto tener que pagar de una a dos rentas extras a la hora de mudarte como para hacerlo y estar consciente de que nunca verás ese dinero de vuelta aunque seas el inquilino perfecto.

Perdón si en esta publicación me he quejado demasiado. Soy feliz con mi departamento, no está en donde quería, pero tengo en dónde vivir. Mi única petición es que me compartan en los comentarios qué hacen ustedes para que esto de ser forever inquilino se vuelva una situación más fácil en la que ambas partes ganan, hay tantas cosas que odiamos al rentar, pero hay más cosas que podemos hacer para vivir tranquilos. ¡los escucho!

Departamento o Casa. Los pros y contras

Departamento o Casa. Los pros y contras de elegir dónde vivir

Ser o no ser, departamento o casa, hay muchas incógnitas que tenemos día a día, pero esta señores, decidir dónde viviremos, es muy importante.

Si te encuentras en una encrucijada entre un departamento o una casa, no hay más por qué temer, porque estamos seguros que después de leer este blog, te irás con una idea mucho más aterrizada sobre qué es lo mejor para ti y para tus necesidades.

Tal vez te interese: 4 cosas que puedes hacer para aumentar el valor de tu propiedad

No hay malo en la historia

Así es, aquí no hay uno mejor que otro, se trata de dos modalidades que te ofrecen cosas distintas, comienza a verlo de esa forma, te facilitará mucho las cosas, no te cases con una idea, te recomendamos analizar tu situación, tus objetivos y cómo te ves en tu hogar para tomar una decisión. Ahora comencemos con las cosas que tendrás que vivir en el caso de elegir uno u otro.

Departamento vs casa

Vecinos

Sí, vivir en un departamento implica estar cerca de otras personas y tener que convivir con ellos aunque sea de una forma mínima. Actividades como cambios y remodelaciones, fiestas, y más pueden llegar a ser un problema si tenemos a un  grupo de inquilinos tan cerca de nuestro espacio.

Esto no es tan común en una casa, pues a pesar de que sí, tendrás acompañantes en la calle, habrá una distancia mayor entre ustedes que en cierta forma, te dará más libertad de llevar a cabo más actividades.

Espacios

Si tienes una familia, perros, peces, tortugas, plantas y más, probablemente deberías de enfocarte en una casa antes que un departamento; aquí la ventaja es que los espacios son amplios, permiten que los habitantes tengan una mayor independencia en el lugar. Pero toma en cuenta que espacios grandes son sinónimo de mantenimientos más costosos.

En cambio si sólo eres tú, o incluso fueras tú y tu pareja, un departamento puede hacer la tarea de crear un hogar increíble para ambos.

No te lo pierdas: Cómo encontrar casa en CDMX. Paso a paso para no morir en el intento.

Costos

Si buscas rentar un apartamento, toma en cuenta costos como el depósito de seguridad, servicios públicos como agua, electricidad, cable, gas, internet etc.

Si por otro lado, lo que quieres es comprar una casa, incluye el pago mensual de una hipoteca, intereses de préstamo, arreglos y reparaciones.

Considéralo, lo que estás buscando es tu hogar definitivo, o bien, quieres moverte y viajar, experimentar en varias zonas de la ciudad hasta encontrar la adecuada para ti.

Zona

Es más común que encuentres departamentos disponibles en zonas céntricas en donde están las ciudades y básicamente todo lo que un espacio tiene que ofrecerte; esto debido a que como muchas personas quieren vivir cerca e incluso en estas áreas, los espacios son muy celados y existen muchos departamentos disponibles.

Una casa es más difícil de encontrar en este escenario, es común que las encuentres en la periferia o zonas aledañas.

Seguridad

Si la seguridad es una parte importante para que vivas en paz, algunos departamentos cuentan con guardias de seguridad que registran entradas, salidas e incluso graban día y noche todo lo que sucede en el lobby.

En un hogar como tal, tú tendrías que ser el responsable de eso e invertir en equipos de grabación, etc.

Ahora, preguntas que no puedes dejar pasar al momento de tomar una decisión.

  • ¿Qué puedes pagar?
  • ¿Cuánto tiempo planeas quedarte en la casa?
  • ¿Quieres estabilidad o flexibilidad?
  • ¿Puedes ser responsable de las reparaciones / mantenimiento de la casa?
  • ¿Cuáles son tus metas financieras, profesionales y familiares?

Realmente aquí no hay bueno o malo, o mejor o peor, cuando se trata de casa o departamento, las únicas decisiones que importan son las tuyas y estas deben estar ligadas completamente con tus necesidades, tus metas y objetivos.

¿Quieres iniciar una familia o ya cuentas con una? Un hogar puede ser esa opción para “echar raíces”, es una inversión, pero si por otro lado eres joven, quieres viajar, conocer y descubrir la zona en la que te sientas más cómodo, un departamento es excelente para probar.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda y despeje tu mente al momento de tomar esta gran decisión. No olvides visitar nuestros artículos que también te darán información muy valiosa.