Posts Tagged ‘propiedades en embargo’

Fraude al rentar ¿Cómo detectarlo y evitarlo?

Fraude al rentar ¿Cómo detectarlo y evitarlo?

Un lamentable hecho en la evolución social y antropológica es la involución moral. A pesar de que los avances tecnológicos y descubrimientos científicos han beneficiado al mundo, las conductas humanas han evolucionado para bien y para mal. Las estafas y malas prácticas se hacen presentes en casi cualquier ámbito de nuestra vida. El sector inmobiliario no se salva, por eso, si vas a rentar por primera vez, te decimos cómo detectar y evitar un fraude al rentar.

Para empezar, ni propietarios ni inquilinos están exentos de ser víctima de un fraude al rentar. Todo parte de que la ley da por hecho que, tanto arrendadores como arrendatarios, son personas de buena moral y que jamás se atreverían a realizar un fraude. ¡Ja! Es cierto que hay mucha gente honrada en este mundo, pero también es cierto que no toda la gente lo es. En este artículo te mostraremos las artimañas más comunes de cada lado de la ecuación.

Fraudes por parte del inquilino

Fraudes al rentar de inquilinos

Muy bien, arrendador, empecemos con los inquilinos. ¿Qué tipo de fraude podría cometer una persona que busca rentar? El primero de ellos se relaciona con el aval. Recuerda que el aval es una persona que responde en caso de que el inquilino no pueda pagar. El fraude se encuentra en la garantía exigida, que es una propiedad, y he ahí el dilema; hay veces en que esa propiedad;

Está en litigio: La propiedad se encuentra en un juicio legal (en disputa entre dos personas)

No está libre de gravamen: La propiedad no está libre de compromisos (se le debe a alguien por ella)

Tiene orden de embargo: El propietario está endeudado y la propiedad funge como garantía para pagar.

Si el “aval” tiene su propiedad en cualquiera de estas tres situaciones, no debes tener duda que estás frente a un fraude al rentar. Pero no es lo único que puede pasar. También puede suceder que el inquilino renta escrituras de un inmueble en orden de cumplir “por la libre” con el requisito del aval, o garantía.

Otro fraude al rentar por parte del inquilino, ocurre cuando, de repente, llega ante un juez y dice: “Señor juez, estar propiedad es mía”. Así de fácil, pero ¿Cómo es posible que un juez le de la razón? la respuesta es por comprobantes de pago. Aquí el arrendatario lo que hace es pagar servicios como luz, agua, gas o predial, para poder despojar al propietario original.

Fraude por parte del propietario

fraudes al rentar de caseros

Algunos arrendadores están acostumbrados a pedir un depósito de garantía. Este depósito equivale a un mes de renta. El fraude se da cuando un casero se aprovecha de la necesidad de un inquilino, y le exige un depósito de DOS MESES de renta.

👉 ¿Cómo recuperar tu depósito de garantía?

Otro fraude al rentar relacionado con el depósito, es cuando el propietario exige un depósito de garantía, pero después, no autoriza al inquilino a rentar su propiedad, y así, tan fácil, puede quedarse con ese dinero.

No sólo los avales, también el propietario puede utilizar propiedades que está bajo litigio o con alguna orden de embargo, algo delicada, porque a ti como inquilino podrían desalojarte sin más, aunque no tengas nada que ver.

El último de los fraudes al rentar por parte de un propietario, es el más “dramático”. Ocurre cuando el arrendador alquila la misma propiedad a ¡dos personas diferentes! Cuando hablamos de ¿Cómo enamorar a tu casero? jamás pensamos que el casero podría ponerte los cuernos </3.

¿Cómo evitar un fraude al rentar?

La respuesta está en el contrato. Un contrato es la vía legal oficial por excelencia para cerrar acuerdos entre dos personas. En tu contrato de arrendamiento, debes checar, casi con lupa, que toda la información esté completa y sea oficial.

Empecemos por los nombres. Tanto el arrendador como el arrendatario deben brindar sus nombres completos con una identificación oficial para corroborar su identidad. Si el casero cuando con un representante legal, este también debe mostrar una identificación y un documento que acredite su facultad para intervenir legalmente.

👉 ¿Cómo entender tu contrato de renta?

Los domicilios del propietario e inquilino también deben estar completos y claros. Debes comprobar que la dirección sí existe. El contrato debe tener fecha de inicio y fecha de fin y se debe detallar perfectamente bien que incluye la renta y los derechos como cajones de estacionamiento, bodegas o jardines. Seas arrendador o arrendatario, para evitar un fraude al rentar, debes revisar cada detalle, cada punto y coma, cada letra pequeña del contrato.

Otro aspecto importante que se debe detallar y debe estar por escrito es si hay un desperfecto en el inmueble y quién va a estar a cargo de los gastos. El inquilino puede pagarlo y que se le descuente de la renta.

Si ya revisaste milimétricamente el contrato y es correcto, estás listo para firmar. No olvides que se firma en todas las hojas y que ante la más mínima duda, debes preguntar y resolverla antes cerrar el contrato. Una cosa más, sinceramente esperamos no haber dado malas ideas a nadie.