Posts Tagged ‘La Condesa’

5 garantías que no sabías todos los inquilinos tienen

5 garantías para inquilinos que debes conocer

¿Estás a nada de convertirte en un inquilino? Es momento de que pongas atención y conozcas cuáles son las garantías para inquilinos que tienes ante la ley – no, no te estamos echando la sal, pero tú sabes, nunca está de más saber-.

Estar preparado es el primer paso, no perdamos más el tiempo y vamos a conocer esas garantías  leyes que te protegen como inquilino.

Contrato de arrendamiento

¿Vas a rentar pero no se ha mencionado nunca la existencia de un contrato? ALTO, esto es muy grave; no contar con un contrato es un riesgo tanto para los inquilinos como para los arrendadores. Dentro de las garantías para inquilinos que debes exigir, el contrato es la principal, pues es una manera de protegerte ante cualquier conflicto.

El contrato de renta debe de entregarse por escrito a ambas partes y sólo se debe de firmar si los dos están de acuerdo con los términos y condiciones a los que se han llegado.

¿A ti como arrendatario, cómo te favorece firmar un contrato? Situaciones como la muerte del propietario o la transferencia del inmueble a otra persona son impredecibles, pero contar con un contrato es una garantía para inquilinos que te protege del desalojamiento, claro, siempre y cuando cumplas con tus obligaciones.

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Desalojo de la vivienda

En caso de que el arrendador decida que es momento de darle fin a su relación y te quiera correr del inmueble antes del término pactado por ambos, sólo con un contrato podrás protegerte ante las leyes, si no tienes uno, serán palabras al viento y corres el riesgo de terminar en la calle.

Garantías de los inquilinos

Reparaciones

Los inmuebles suelen dañarse constantemente, esto no es una novedad, pero en caso de que tu arrendador te obligue a pagar por las remodelaciones o reparaciones de la vivienda, puedes ampararte con la ley, pues este tipo de arreglos siempre corren por parte de los arrendadores. Dentro de las garantías para inquilinos que tienes, toma nota de esta; cualquier cosa que afecte tu calidad de vida dentro del lugar que rentes puede ser penalizado.

Aquí la ley se asegurará de investigar si los daños y perjuicios han sido resultado de la falta constante de reparaciones.

Tal vez te interese: Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Pago de la renta

Es muy común, hemos tocado este tema varias veces; cuando un inquilino está a punto de mudarse a un nuevo inmueble, los caseros suelen pedir un anticipo de la renta, sin embargo, si existieran razones por las cuales tú como inquilino no puedes hacer ese pago, hay soluciones para no interferir con tu próxima mudanza.

Según el artículo 2426 del Código Civil Federal, no estás obligado como inquilino a pagar la renta hasta que recibas la casa arrendada.

Devolución del depósito

Si al marcharte de la propiedad que estuviste rentando todo quedó como en el principio y no hay daños en el inmueble es normal que quieras – y puedas – recuperar el depósito que hiciste en un inicio. Sí, existen garantías para inquilinos que los caseros no quieren que sepas. 🤫

En caso de que el casero no quiera hacer la devolución de la cantidad, puedes proceder legalmente, por esto es muy importante que en el contrato incluyas fotografías de cómo lucía el departamento al llegar a él y sobre todo que cumplas con tus obligaciones como inquilino, pagando a tiempo y siguiendo las reglas estipuladas desde un inicio tanto por el casero como por ti.

No te lo pierdas: 5 trucos para recuperar tu depósito de renta

¡No te preocupes! Rentar es una tarea que hacemos compleja, y repetimos, pero no tiene que ser así, encuentra el hogar de tus sueños y evita cometer errores en el proceso, sumérgete en nuestro blog y nuestras redes para encontrar contenidos que te ayudarán a navegar las aguas de la renta en CDMX como todo un experto.

Recuerda que si buscas una garantía para rentar sin ninguna preocupación. Conoce nuestra app. Que garantiza el 100% de renta al propietario y cuenta con un sistema de reputación para el buen inquilino.

5 trucos para recuperar para recuperar el depósito de garantía

5 trucos para recuperar tu depósito de garantía

Uno de los temores más grandes que enfrenta cualquier inquilino es saber si podrá recuperar su depósito de garantía al finalizar su contrato. Siempre existirán los propietarios que quieran abusar con cualquier pretexto para no devolver el dinero

Te ofreceremos 5 tips para que puedas recuperar tu depósito

Revisa tu contrato de arrendamiento antes de firmar

Para estar seguro de que el dueño de la propiedad te devuelva el depósito revisar a detalle el contrato de arrendamiento. Si la entrega del inmueble incluye paredes recién pintadas u otras cláusulas que condicionen la devolución de un porcentaje o total del depósito de garantía

Tal vez te interese: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

No olvides los desperfectos

En cuanto el dueño te entregue las llaves del apartamento donde vivirás es imprescindible que revises con detenimiento la casa. Pues al momento de la devolución del inmueble muchos propietarios alegan daños que ya existían. Lo mejor es que el contrato incluya fotografías que documenten el estado del inmueble y del mobiliario mas el inventario de los bienes (si es que está amueblado). 

Por ejemplo: el documento constará si se entrega con muebles, si los suministros funcionan bien, si las paredes no tienen grietas o papel tapiz caído… Una vez que corrobores todos los aspectos inventariados, firma y solicita una copia. ¡Con este papel asegurarás la recuperación!

depósito de garantía

Limpia y repara daños

Es obvio que después de vivir un tiempo en un lugar todo se desgaste naturalmente. Pero no por esto debes dejar las cosas así. Limpiar y reparar los daños causados en la propiedad es una inversión. Pero haciéndolo evitarás que el dueño te descuente un porcentaje o no te entregue nada. 

No te lo pierdas: Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Revisa cosas básicas como

  • Focos fundidos 
  • Tuberías obstruidas o dañadas 
  • Daños en instalación eléctrica 
  • Muebles sin manchas 
  • Paredes rayadas o manchadas

Solicita una carta de no adeudo de mantenimiento

Si rentas en un condominio o departamento y te corresponde pagar la cuota del mantenimiento es importante que no tengas atrasos o deudas, porque esta puede ser una razón para la retención del depósito. Pídele a quien administre el lugar una carta de no adeudo, así tendrás el respaldo de tus pagos.

Vigila tus derechos 

Debes saber que bajo ninguna circunstancia (excepto daños y adeudos) el dueño de un inmueble puede retener el depósito de garantía. El propietario tiene hasta 30 días para devolverte el dinero, ya sea de 1 o 2 meses de renta. Si durante este tiempo no te informa sobre desperfectos en la propiedad junto con un presupuesto de reparación, significa que está obligado a cumplir con la devolución del dinero

Todo contrato de arrendamiento tiene validez legal, y en caso de que no se cumpla el acuerdo, podrás demandarlo.  Asesórate con un profesional antes, durante y después de rentar.

No te lo pierdas: Ahorra dinero aunque pagues renta ¡Te decimos cómo!

Qué hacer cuando tu inquilino no te paga la renta

Qué hacer cuando tu inquilino no te paga la renta

No todos los inquilinos son responsables y esta es una situación que muchos caseros seguramente han experimentado; desde fiestas interminables hasta daños en la propiedad, existen muchas situaciones que pueden hacer que la relación inquilino-casero sea peor que de perros y gatos, pero de entre todas estos escenarios, uno de los más graves es cuando tu inquilino no paga la renta.

Si esta es tu situación o varias veces has esperado más de lo debido por el pago de la renta de tu inmueble, es momento de poner manos en el asunto y buscar una solución factible.

En nuestro blog del día de hoy te vamos a compartir varios consejos que algunos caseros que han tratado con algún inquilino que no paga la renta nos han hecho llegar, no perdamos más el tiempo y descubre las posibles soluciones.

No te lo pierdas: ¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

pagar renta

Acuerdo por las buenas
Ramón, 45 años

“Nunca me ha gustado formar parte de confortamientos agresivos, yo soy creyente que hablando todo se puede solucionar, cuando mi inquilino dejó de pagarme la renta puntualmente, supe que esperar no era una opción entonces decidí hablar con él e ir al grano, decidí llamarlo y agendar un día para hablar, le comenté la situación y él entendió y me explicó que había pasado por una mala racha en el trabajo, le pedí que cuando esto sucediera me lo hiciera saber, desde ese entonces, no me ha pasado de nuevo”

Los medios legales nunca fallan
María, 54 años

“Mi inquilino tenía la “confianza” de dejarme de pagar la renta ¡hasta por casi dos meses! Yo hablaba con él pero esa charla parecía irse al olvido y la misma situación volvía a pasar.

Yo me cansé, ¿quién no lo haría? Es uno de mis ingresos y respeto es lo menos que espero cuando se trata de que me paguen la renta. Decidí irme a la parte legal, sólo para que viera que las cosas eran serias, después de varias veces de “olvidar” pagarme la renta, decidí reclamar el pago por conducto notarial, por lo cual el juicio era una posibilidad si esto volvía a pasar, y ¿adivinen qué? No sucedió de nuevo”.

No te lo pierdas: 3 errores que estás cometiendo a la hora de rentar tu propiedad

Últimas consecuencias
José, 36 años

Nunca he sido un casero que se mete en la vida de todos y que literal su trabajo principal es rentar, yo tengo otros proyectos por lo cual rentar mi inmueble era una excelente opción para tener ese dinerito extra, uno de mis errores fue estar no a lo que sucedía con respecto a los pagos y estado de mi departamento.

Mi inquilino no paga la renta puntalmente, pero llegaron a pasar meses sin que me hiciera llegar el monto que pactamos, a veces lo notaba y otras no, como les digo, no estaba tan al pendiente, fue mi contador el que me hizo saber que habían pasado tres meses y que no había recibido el pago de la renta de mi inmueble.

Al llegar a la propiedad para hablar con la persona a la que le renté noté que el lugar estaba descuidado e incluso tenía algunos desperfectos nuevos, me cansé y decidí irme a los términos legales y últimas consecuencias.

Quería que esta persona se fuera de mi casa y me pagara lo que me debía, gracias al contrato que firmamos al inicio esto fue posible,  pedí un desahucio por impago y afortunadamente logré que esta persona abandonara mi hogar, no sé si volveré a rentar de nuevo a un desconocido, ahora siento mucha desconfianza.

Tal vez te interese: 5 consejos para arrendatarios primerizos

¿Cómo evitar terminar con un mal inquilino?

  • Comprueba su identidad
  • Comprueba sus ingresos con nóminas y número de seguridad social
  • Pide un depósito inicial, si el inmueble sufre daños o no se paga la renta, podrás hacer uso de este dinero
  • Considera pedir un aval y comprueba sus datos y solvencia económica

Esperamos que este blog te haya sido de utilidad, cuéntanos ¿Tú has pasado por esta situación? ¿Lo has solucionado? Queremos leer tu historia.

Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Cuando vives en un apartamento rentado existen reglas que debes seguir según tu arrendador; una de ellas es NO SE PERMITE DECORACIÓN, y es que a veces nos resulta imposible no querer tener un espacio que lo hagamos propio, que la mejor manera de lograrlo es hacer pequeños cambios que te tengan contento a ti y a tu arrendador. ¡Nosotros te ayudamos! Remodela tu apartamento con el consentimiento de tu casero.

Si tu decoración luce simple y plana puedes intentar colocando unas baldosas sin cemento o yeso; existen algunas de polipropileno o vinil, duran más y suelen ser más económicas, ¡además no dañarás el departamento!

Tal vez te interese: Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Usar clavos en un departamento es un tema difícil, así como realizar perforaciones que puedan causar alguna molestia. Los ganchos de soporte son una excelente opción para decorar. Son fáciles de instalar por su adhesivo y podrás colocarlos en cualquier parte del hogar. Te aseguramos que tu arrendador no tendrá ningún problema en que los coloques

¿Te aburre la sencillez de las paredes? La solución es el papel tapiz adhesivo; existen miles de opciones y se encuentra en diferentes formatos. Las opciones económicas sobran y de esta manera podrás decorar la sala, baño, recamara o cocina. Instalarlo y retirarlo es muy sencillo, sólo debes asegurarte que el papel adhesivo sea de buena calidad para que al momento de retirarlo no deje residuos. 

remodelar

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Las cortinas: tu aliado para que tu departamento cambie. Son una excelente herramienta para decorar tu apartamento sin tener que invertir mucho, tu arrendador podrá estar de acuerdo pues al final son un elemento esencial. Tú serás quien elija el diseño y así le darás un giro totalmente

Existen miles de herramientas básicas que en cualquier departamento o casa pueden formar parte: plantas o flores pequeñas, libreros y hasta espejos. Todo es cuestión de creatividad y de hablar con tu arrendador para que esté enterado que, los elementos que ingresarás al departamento para decoración son cosas pequeñas que puedes llevarte si algún día decides mudarte.

Si quieres el mejor diseño para tu apartamento, ¡haz click aquí!

¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

Esta es quizá una de tus peores pesadillas, encontraste a un inquilino digno de mudarse a tu propiedad, pero quiere negociar la renta. Antes de que salgas corriendo queremos contarte que es posible, siempre y cuando estés de acuerdo y ambas partes obtengan lo que merecen o necesitan.

Lo más importante es detectar cuando el inquilino “quiere hablar contigo de algo importante”, desde las preguntas que hace hasta los movimientos corporales cuando mencionas el costo de la renta. Todas estas son señales para saber si el inquilino está interesado, pero le gustaría negociar un costo más accesible.

Negociar la renta; ¿Sí o no?

Negociar la renta no tiene nada de malo, para ser honestos es una práctica muy común sin embargo puede ser una situación incómoda. Estar preparado será la clave para salir de ella sin rasguños, pero sobre todo con una resolución que beneficie a ambas partes.

👉 5 cosas que no le puedes pedir a tu inquilino

Si crees que tu inquilino no estará listo para mudarse hasta que pueda negociar la renta entonces estas son las 4 cosas que deberás tomar en cuenta antes de lanzarte a la conversación:

Ten claridad de lo que necesitas

Es probable que negociar el costo de la renta esté dentro de tus posibilidades, sin embargo, deberás tener mucha claridad sobre lo que necesitas y debes cobrar por la propiedad que tienes en renta. Para determinar esto hay muchos factores que quizá tú ya conoces así que el siguiente paso será tener en mente las condiciones.

En caso de que aceptes bajar la renta y tu inquilino sea la persona más feliz de este planeta deberás dejarle claro lo que sí y lo que no esperas de él durante el tiempo que viva en tu propiedad. Esto con una sola finalidad, recuperar lo más que puedas el dinero que no estarás recibiendo. Esto significa que a la hora de dejar el inmueble no tendrás que gastar más en reparaciones y que respetará siempre las reglas del lugar para evitarte problemas.

Ofrece algo a cambio

Si después de varias noches la almohada simplemente dijo “no, no vamos a negociar la renta y es la decisión final” entonces puedes pensar en otros beneficios que tu inquilino puede obtener para sentirse más tranquilo viviendo en tu inmueble. Recuerda que los beneficios que elijas deberán estar en el contrato y no deberán generar un costo extra.

Estos pueden ir desde otro lugar de estacionamiento hasta aceptar ciertas remodelaciones o cambios que el inquilino desea hacer a tu propiedad.

Ve cuándo es momento de negociar

Este punto es muy importante. Debes poner mucha atención a la conversación pues existen situaciones en las que el inquilino aceptará rápido tu oferta sin la necesidad de negociar, sin embargo, adelantarte puede ser perjudicial para ti. Detecta cuando es el momento correcto para lanzar una oferta y asegúrate de no aceptar nada hasta que hayas meditado correctamente todas las opciones.

Ya que hablamos de aceptar o no la negociación, es importante saber que está bien decirle a tu inquilino que necesitas un par de días después de escuchar su oferta para tomar la decisión. Así sabrás que tomaste la correcta.

Prepárate para la negociación

Como mencionamos al inicio del artículo, estar preparado es el secreto para negociar con éxito. Antes de encontrarte con tu inquilino piensa en todo lo que podría ocurrir o lo que el inquilino diría y cómo vas a responder. Sí, pensar que el inquilino se va a molestar también entra dentro de este punto. 

Es importante contemplar todas las alternativas para saber cómo reaccionar.

Ahora que conoces nuestros consejos para negociar cuando tu inquilino quiere bajar el costo de la renta nos gustaría saber sobre tu experiencia. Cuéntanos en los comentarios qué piensas sobre negociar la renta, si has vivido una experiencia como tal y qué te ayudaría para que esto fuera más sencillo.

Contratar un agente inmobiliario; Pros y contras

Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Cuando comenzamos a buscar el hogar de nuestros sueños, es fácil entrar en dudas, no saber qué hacer o qué sería lo mejor para nosotros, sí es normal y hoy vamos a hablarte de uno de los temas que más controversia generan cuando hablamos de rentar: ¿Necesitamos contratar un agente inmobiliario?

No te preocupes, hoy vamos a indagar en las cuestiones que probablemente te hagan requerir los servicios de un agente inmobiliario, pero también hablaremos de las situaciones que probablemente sean ideales para saltarte buscar a un experto del real state.

Tal vez te interese: 5 consejos para arrendatarios primerizos

¿Cómo saberlo?

Antes que nada, hay que dejar bien en claro qué es lo que quieres – no precisamente hablamos del aspecto de lo que podría ser tu próximo hogar- nos referimos a qué es lo que buscas, ¿rentar? ¿Comprar?

Considera cuánto tiempo te quieres quedar ahí, cuánto crédito puedes pedir, cuánto poder de negociación hay en tus manos, y cuántos son tus conocimientos del mercado inmobiliario en el momento.

Sé realista con tu situación, esto te evitará muchos contratiempos al momento de tomar en cuenta tus planes de acción.

Ahora vamos a los beneficios de tener un agente inmobiliario o simplemente tomar la decisión de prescindir de sus servicios.

Con agente

  • Ahorro de tiempo
  • Acceso a anuncios exclusivos
  • Propiedades legítimas
  • Estarás libre de papeleo
  • Te enseñarán propiedades acorde a tus peticiones

Pero considera que:

  • Tendrás que invertir en sus servicios
  • Posibles conflictos de intereses
  • Limitado a propiedades de la agencia
  • Puede que no entiendas el papeleo

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Sin agente

  • Ahorras dinero
  • Tienes más control del proceso
  • Entenderás el papeleo
  • Acceso a propiedades del mercado

Contras

  • Riesgo de posibles timos
  • Mayor inversión de tiempo
  • Mayor esfuerzo de tu parte

Ahora que conoces algunos de los pros y contras del proceso de contratar un agente inmobiliario, es momento de que consideres si es momento de invertir en uno o tal vez puedes ahorrarte ese costo.

¿Tienes dudas en el ámbito inmobiliario? Síguenos en nowo.mx, toda la información y charla que los inquilinos y propietarios necesitan.

No te lo pierdas: Ahorra dinero aunque pagues renta ¡Te decimos cómo!

agente inmobiliario

5 términos para tu entender contrato de arrendamiento

5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

De la A a la Z, es cierto que muchas veces, como inquilinos buscando un hogar por primera vez, toda la cuestión de los contratos y partes legales que debemos firmar nos puede causar algo de confusión, y es normal, pero porque para todo hay una primera vez y puede que en esta ocasión sea la tuya rentando, hemos preparado un blog con todos los términos y cuestiones que debes identificar y entender tu contrato de arrendamiento.

La importancia de este papelito es tan grande que no es algo que puedas dejar para otro día, no perdamos más el tiempo y comencemos a entender qué hay en esas letras chiquitas y oraciones rebuscadas.

¿Quién firma el contrato?

Para entender tu contrato de arrendamiento hay dos figuras que debes identificar perfectamente, el arrendador y el arrendatario –tú-. El contrato va firmado por ambos, esa firma es un “sí” legal que comprueba que los dos estaban al tanto de los deberes y obligaciones de cada uno, así como procedimientos de pago, monto de la renta y más.

Inmueble

Esta es otra palabra que verás
mucho entre líneas, es el concepto que hace alusión al objeto del trato
comercial, en este caso el departamento, casa o propiedad por la cual estás
interesad@.

👉 Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Fiador

Esta parte también es común,
el fiador es aquella persona que bajo conocimiento se hará responsable en caso
de que no puedas pagar la mensualidad.

Esqueleto de un contrato

Todo documento que acredite un
convenio de renta debe contener algunos puntos esenciales que le dan
estructura, a continuación te mencionamos algunos.

  • Nombres del arrendador y
    arrendatario
  • Ubicación del inmueble
  • Descripción detallada de la
    casa, las instalaciones y accesorios con que cuenta para el uso habitacional;
    así como el estado en el que se encuentran
  • El monto de la renta
  • La cantidad  de los meses
    de renta del depósito en garantía (de 1 a 3 meses)
  • La fecha en la que terminará
    el contrato (generalmente un año)
  • Firma de los interesados

Clausulas adicionales

Reparaciones y mantenimiento: Este es un punto que puedes ver o no en el contrato, pero es recomendable que sí lo contenga, si el tuyo no cuenta con este apartado, habla con tu arrendador. Aquí se especifica quién se hará cargo de los desperfectos del espacio a rentar, en el caso de que tú, como inquilino tengas que hacer arreglos puede establecer que se haga un descuento en tu depósito por el monto de las reparaciones.

  • Permiso para mascotas: Si tienes peludos debes dejarlo bien en claro y hacer mención de esto en tu contrato, esta cláusula es importante, así evitarás dimes y diretes de si había permiso o no de tener mascotas en el inmueble.
  • Modificaciones: Si quieres llegar a modificar algo en el inmueble es necesario que se lo hagas saber al propietario, evita problemas y asegúrate de tener el permiso de llevarlo a cabo.
  • Número de habitantes: Hay contratos en los que se estipula cuántas personas pueden compartir el espacio a rentar.
  • Pago de suministros: ¿Pagaras la luz, agua y demás servicios tú? O este precio viene incluido en la mensualidad, asegúrate de dejarlo bien claro en el contrato.
  • Uso comercial del inmueble: Si pensabas en rentar una propiedad para montar tu oficina freelance, antes de comenzar a buscar muebles y personal, debes preguntar al arrendador si esto es posible.
  • Término de contrato: Si quisieras terminar tu contrato, hay varias cosas que debes tomar en cuenta, la primera, debes de avisar al propietario 30 días antes, además deberás cubrir una cuota de condonación por cancelación de convenio.
  • Aval: En algunos casos se solicita un aval, lo que quiere decir, conseguir a una persona que responda económicamente por ti. Un segundo seguro viviente que le dará “calma” al arrendador por recibir la renta puntualmente.
  • Renovación de contrato: ¿Cuándo harás tu renovación de contrato? Independientemente de que tu respuesta sea sí o no, establecer una fecha en el contrato es esencial tanto para ti como para la persona que te renta.

Ahora sí, a firmar. Si estás conforme con todos los puntos que mencionamos arriba y comprendes tus obligaciones y derechos como inquilino, es momento de decidir si quieres estar en este nuevo espacio o no, pero eso sí, todo con conocimientos certeros de en qué es en lo que te estás metiendo.

Consejos para arrendadores

4 Consejos para arrendadores primerizos

Si planeas rentar tu hogar pero como en muchas cosas de la vida, eres un primerizo en el asunto, no te preocupes, aquí te daremos 4 consejos para arrendadores que te servirán para saber qué debes hacer y cómo darle un correcto seguimiento a todo tu nuevo proceso.

¡Comencemos para que esa renta quede lista sin problemas!

Consejo 1: Anuncio del inmueble

¡Bien! Ya tomaste la decisión de rentar tu inmueble, el paso que sigue es anunciar que está disponible, como lo sabes, la era digital llegó para cambiarlo todo, te recomendamos diversificar el mensaje de renta y contemplar varios escenarios, desde anunciarlo por internet hasta trabajar en un letrero físico con la información.

No te lo pierdas: Depa o Casa. Los pros y contras de elegir dónde vivir

Un consejo para arrendadores que casi nadie te dice, es la importancia del anuncio. Prepárate con buenas fotografías que hagan lucir tu propiedad, recuerda que lo que ven impactará en la respuesta que tenga tu oferta.

Para los arrendadores, es importante recordar que deben incluir información relevante como ubicación, características del inmueble, servicios aledaños y valor de la propiedad en renta, este último dato lo puedes obtener tomando en cuenta la zona, condiciones del inmueble y costo neto de la propiedad.

Segundo Consejo: Renta mensual

Sí, es lo que percibirás al mes por rentar tu inmueble, pero ¿cómo la puedes calcular? Esto parece más un secreto que un consejo para arrendadores; te vamos a compartir una fórmula muy útil que te ayudará a descubrirlo.

Multiplica el valor de la vivienda por la tasa de interés libre de riesgo. Considera también el valor de venta, así podrás delimitar el monto que estarás considerando. No olvides que la renta se ajusta anualmente de acuerdo a la tasa de inflación, esto quiere decir que cada año tienes que renegociar con tu inquilino el precio de la renta.

Consulta en portales inmobiliarios y descubre cuál es el precio que estos manejan por inmuebles similares al tuyo. También es recomendable guardar entre el 4 y el 6% del depósito para hacer arreglos como pintura, pulido de pisos, cambio de alfombras etc.

3er Consejo: La búsqueda del inquilino perfecto

No podemos confiarle a cualquiera nuestro hogar, ni siquiera si este será la casa de alguien más por un periodo largo o corto de tiempo. ¿Cómo saber si un inquilino es ideal para estar en tu propiedad? Haz tu búsqueda; relaciónate con él y sé directo con respecto a las cosas que quieres y que no quieres en tu propiedad.

Pedir estados de cuenta para rectificar la solvencia económica, comprobante de domicilio, y tener una entrevista con esta persona es elemental para conocerla y decidir si quieres que sea tu inquilino.

Incrementa el valor de tu casa​

Cuarto Consejo: El contrato

Sí, es la parte escrita que será tu protección legal al final del día, una vez que hayas elegido a tu inquilino, es momento de poner todo por escrito y ser claro en el proceso.

Para llevarlo a cabo necesitas los documentos que acrediten que eres el dueño del inmueble, declarar el ingreso de renta, nombres de arrendador y arrendatario, descripción del inmueble, ubicación, monto de renta y el inicio y término del contrato, siendo el mínimo siempre un año.

Todos los acuerdos adicionales deben quedar expresados en estos documentos, tómate tu tiempo para analizarlo y construirlo correctamente. Al firmarlo te quedarás con el documento original y le darás una copia a tu inquilino.

Estas son tan sólo algunas de las cosas más básicas que debes considerar si planeas rentar tu propiedad, ¿qué te parece? Ahora que tienes un poco más de conocimiento sobre lo necesario para que tu primera vez rentando no sea un desastre, es momento de buscar al inquilino perfecto. Si alguien en más quiere compartir sus consejos para arrendadores, pueden hacer en nuestra página de Facebook, formemos la comunidad más grande y armoniosa de arrendadores y arrendatarios.

Cómo encontrar al inquilino ideal

¿Ahorrar si pagas renta? Es posible

Ahorra dinero aunque pagues renta ¡Te decimos cómo!

¿Rentas? Entonces seguramente entiendes bien la situación de tener que contar con cierto monto al mes para liquidar tu derecho como inquilino a estar en tu hogar y evitar los problemas que el retraso de pagos puede traer no sólo a tu relación con tu casero, sino también a tu historial crediticio. Hay ciertas formas de evitar este escenario, ahorrar si pagas renta es posible ¡Adiós a las pesadillas de fin de mes!

Es un hecho, la renta se ha convertido en un gasto que tienes que contemplar sí o sí en tu presupuesto mensual, pero el hecho de tener que contemplarla, no quiere decir que es requerimiento terminar el mes viviendo con un porcentaje mínimo de lo que ganas.

El día de hoy queremos hablar sobre ahorrar, sí, es un tema que nos interesa a muchos y tiene sentido, porque cuando ahorramos somos capaces de planificar y extender nuestros objetivos, plantearnos nuevas metas o  contar con un seguro que nos saque de apuros si es necesario.

Y aunque no lo creas, se puede ahorrar si pagas renta. Sí, es posible y hoy vamos a decirte cómo hacerlo.

Nos mudamos de casa, el secreto para que no rompas los jarrones de la abuela, conoce los tips para transportar esos objetos difíciles

Primero, piensa, ¿qué porcentaje de tus ingresos está destinado a pagar tu alquiler? Bien, ahora comienza a desglosar todos los gastos, desde el pago de la luz, agua y más hasta esas salidas ocasionales, te recomendamos incluirlas y hacer un presupuesto real de lo que gastas.

Ya que tienes estas cifras, pregúntate, ¿qué puedes optimizar?

Una de nuestras recomendaciones es invertir en la eficacia eléctrica; renovar el sistema de iluminación y usar bombillas led te ayudará a ahorrar en el pago mensual de la electricidad, trata de hacer lo mismo con el agua, el aire acondicionado y más, estas medidas además de ser amigables con tu bolsillo, lo son para el medio ambiente.

ahorrar si oagas renta

Mantenimiento

El paso inicial para evitar el mantenimiento es el cuidado, partamos por ahí, pero cuando algo necesita ya una manita para recomponerse, evalúa si tú puedes llevar a cabo esta tarea.

Negociación

¿Sabías que lo recomendable a gastar en tu alquiler es el 30% de lo que ganas? más de esta cifra estaría perjudicando tus ingresos, por ejemplo, en la cuestión de ahorrar.

Si tu contrato está a punto de acabar pronto y crees que el precio de tu alquiler debería de bajar un poco, comienza a entablar la charla con tu casero, háblale de los desperfectos de tu hogar que te hacen pensar que el precio de la renta debería ser más bajo, investiga los precios estándar de la zona y lleva datos que te ayuden a hacerlo cambiar de parecer.

En el caso de que tu arrendatario quiera subir el precio, intenta negociar para que el porcentaje de pago no se eleve demasiado. Háblale sobre tu recordó como inquilino.

Que rentar no sea una pesadilla, te decimos cómo superarlo

Compartir el piso

Si esto se adecúa a tus necesidades, ¡perfecto! Ahora podrán dividir los gastos a la mitad, esto te permitirá invertir este dinero en otras cosas o bien ahorrarlo para un plan futuro. Si pagas renta, ahorrar es más fácil con un roomie.

Consumo responsable

Regresamos a esas acciones que podemos hacer – o dejar de hacer- para ahorrarnos dinero; dejar de usar tanto el aire acondicionado, encender la calefacción sólo cuando es necesario, apagar los aparatos que no estés usando, lavar la ropa por la noche y dejarla secar en la mañana para evitar usar el secador harán la diferencia en tu cuenta bancaria.

Te sorprenderá lo mucho que estos cambios pueden hacer por tus planes de ahorro.

Gastos mensuales

Si no tienes control sobre cuánto estás gastando y en qué, es normal que al final del mes termines estirando cada centavo para sobrevivir. Llevar un registro de en qué gastas y cuanto te ayudará a saber en qué cosas tal vez tienes que ahorrar un poco más, y cuáles debes reducir de tu rutina.

Si no eres del tipo de llevar una libreta a todos lados para anotar cuánto estás gastando, te recomendamos descargar una app para darle seguimiento a tus gastos.

¿Qué te parece? Son consejos muy simples que hacen la diferencia al final del día, cuéntanos en los comentarios, cuáles son tus trucos infalibles para ahorrar dinero, te leemos.

Mudanza: el secreto para que no rompan los jarrones de la abuela

Describe mudanza en una palabra: Amenazante, aterrador, tedioso, fatigoso.
– ¡hey, para dijimos una palabra!

Sí, mudarse es complicado, nadie puede decir que no, independientemente si ese cambio de hogar es debido a cosas buenas como crecimiento laboral, independizarte o cambiar al lugar en el que quieres estar, tener que guardar tu vida en una camioneta y partir a una nueva casa, no es fácil.

Y es que no es un secreto que cuando cambiamos de casa, muchas veces se pierden las cosas, llegan rotas y si tenemos suerte, aparecerán justo como las empacamos, sí, este es uno de los riesgos de cambiar de aires, pero ojo, dijimos riesgo, no obligación.

¡No lo permitas! Que rentar no sea una pesadilla

Y ¡pum! Así fue como surgió nuestra idea de hacerte un listado de cómo empacar y organizar todo a prueba de pérdidas, roturas y más, sí, hablamos con expertos más expertos de mudanza y estos fueron sus consejos para que todo llegue sano y salvo:

TRANSPORTANDO PLANTAS

No permitas que tu compañera amante de la fotosíntesis se pierda o peor, desaparezca el verde de sus hojas por una mudanza, cuando hablamos de transportar plantas es importante tomar en cuenta que son seres vivos y necesitan cuidado.

Para que a esa plantita que ya es parte de la familia no le pase nada es elemental que tomes en cuenta buscar una caja resistente que proteja tu planta – tiene que ser del mismo tamaño-.

Si va a viajar en un camión de mudanzas es importante que al empacar te asegures que cuenta con soporte por los cuatro lados de la caja, esto evitará que se mueva o que caiga y sea aplastada por más cosas.

También busca que la zona en la que sea colocada tenga fácil acceso para que sea de las primeras cosas en sacar del camión de mudanza.

Tal vez te interese: Plant parent: cómo tenerlas, cuidarlas y no matarlas

CUADROS Y ARTE

Sí, sabíamos que eras de esos que ama el arte y les gusta que su casa lo grite a los cuatro vientos, evitemos historias de terror y asegúrate de que tus cuadros lleguen intactos a tu nuevo hogar.

Pero nada que una caja de buena resistencia con papel de burbujas no pueda solucionar – existen diferentes tipos de papel de burbujas, te recomendamos elegir el de las burbujas más grandes, pues brinda más protección- .

Asegúrate que esta caja se coloque de pie en el vehículo para que no choque con nada en el trayecto y claro, poner en la caja que es un material delicado te ayudará a que leguen sin un rasguño.

PERSIANAS

¡No las dejes abandonadas! Llévalas contigo sin problemas haciendo lo siguiente:

Júntalas y que queden cerradas, toma algo de cinta adhesiva y envuélvela en papel de burbujas. Ponlas hasta el final en el camión de mudanzas, son frágiles y pueden romperse si algo les termina cayendo encima.

ALFOMBRAS

Ese toque cozy, cálido, hogareño que una alfombra le da al hogar es imperdible, no permitas que tu alfombra llegue en mal estado a tu nueva casa.

Cuando la enrolles asegúrate de que esté lo más apretada posible, vas a necesitar unas correas para asegurar que ese cilindro perfecto no termine siendo un desastre en el camión de mudanzas, aquí la presión es clave.

TELEVISIONES Y ELECTRÓNICOS

Estos son los que más nos preocupan y duelen pues ¿a quién no le molestaría llegar a su nuevo hogar con una pantalla plana rota? La mejor manera de asegurar que nada le vaya a pasar a tus electrónicos es sí, acomodarlos a conciencia en el camión y también, buscar el recipiente perfecto para protegerlos, aquí te sugerimos un caja de madera o la caja original – o una muy parecida- del electrónico.

No dejes de lado el papel burbuja, esto es un extra que no puedes pasar desapercibido, porque recuerda, persona prevenida vale por dos, si no tienes puedes usar toallas o ropa.

TIPS GENERALES

Mudarte y acomodar son temas de organización; sí, puede que guardar todo legue a ser tedioso, pero hacerlo como te mencionamos arriba a conciencia, poniendo letreros de todo, y organizando correctamente hará que el proceso de acomodar todo al final sea mucho más sencillo, rápido y sin riesgos de romper cosas.

Prepárate con:

  • Cajas de cartón
  • Cajas de madera
  • Papel burbuja o si quieres algo ecofriendly papel periódico cortado en trozos largos
  • Ropa que no te importe ensuciar – no uses la camisa de la suerte aquí-.

Cuéntanos en los comentaros, cuál ha sido tu peor experiencia mudándote y por qué. Te leemos.

No te lo pierdas: Cómo encontrar casa en CDMX Paso a paso para no morir en el intento