Posts Tagged ‘century 21’

Qué hacer cuando tu inquilino no te paga la renta

Qué hacer cuando tu inquilino no te paga la renta

No todos los inquilinos son responsables y esta es una situación que muchos caseros seguramente han experimentado; desde fiestas interminables hasta daños en la propiedad, existen muchas situaciones que pueden hacer que la relación inquilino-casero sea peor que de perros y gatos, pero de entre todas estos escenarios, uno de los más graves es cuando tu inquilino no paga la renta.

Si esta es tu situación o varias veces has esperado más de lo debido por el pago de la renta de tu inmueble, es momento de poner manos en el asunto y buscar una solución factible.

En nuestro blog del día de hoy te vamos a compartir varios consejos que algunos caseros que han tratado con algún inquilino que no paga la renta nos han hecho llegar, no perdamos más el tiempo y descubre las posibles soluciones.

No te lo pierdas: ¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

pagar renta

Acuerdo por las buenas
Ramón, 45 años

“Nunca me ha gustado formar parte de confortamientos agresivos, yo soy creyente que hablando todo se puede solucionar, cuando mi inquilino dejó de pagarme la renta puntualmente, supe que esperar no era una opción entonces decidí hablar con él e ir al grano, decidí llamarlo y agendar un día para hablar, le comenté la situación y él entendió y me explicó que había pasado por una mala racha en el trabajo, le pedí que cuando esto sucediera me lo hiciera saber, desde ese entonces, no me ha pasado de nuevo”

Los medios legales nunca fallan
María, 54 años

“Mi inquilino tenía la “confianza” de dejarme de pagar la renta ¡hasta por casi dos meses! Yo hablaba con él pero esa charla parecía irse al olvido y la misma situación volvía a pasar.

Yo me cansé, ¿quién no lo haría? Es uno de mis ingresos y respeto es lo menos que espero cuando se trata de que me paguen la renta. Decidí irme a la parte legal, sólo para que viera que las cosas eran serias, después de varias veces de “olvidar” pagarme la renta, decidí reclamar el pago por conducto notarial, por lo cual el juicio era una posibilidad si esto volvía a pasar, y ¿adivinen qué? No sucedió de nuevo”.

No te lo pierdas: 3 errores que estás cometiendo a la hora de rentar tu propiedad

Últimas consecuencias
José, 36 años

Nunca he sido un casero que se mete en la vida de todos y que literal su trabajo principal es rentar, yo tengo otros proyectos por lo cual rentar mi inmueble era una excelente opción para tener ese dinerito extra, uno de mis errores fue estar no a lo que sucedía con respecto a los pagos y estado de mi departamento.

Mi inquilino no paga la renta puntalmente, pero llegaron a pasar meses sin que me hiciera llegar el monto que pactamos, a veces lo notaba y otras no, como les digo, no estaba tan al pendiente, fue mi contador el que me hizo saber que habían pasado tres meses y que no había recibido el pago de la renta de mi inmueble.

Al llegar a la propiedad para hablar con la persona a la que le renté noté que el lugar estaba descuidado e incluso tenía algunos desperfectos nuevos, me cansé y decidí irme a los términos legales y últimas consecuencias.

Quería que esta persona se fuera de mi casa y me pagara lo que me debía, gracias al contrato que firmamos al inicio esto fue posible,  pedí un desahucio por impago y afortunadamente logré que esta persona abandonara mi hogar, no sé si volveré a rentar de nuevo a un desconocido, ahora siento mucha desconfianza.

Tal vez te interese: 5 consejos para arrendatarios primerizos

¿Cómo evitar terminar con un mal inquilino?

  • Comprueba su identidad
  • Comprueba sus ingresos con nóminas y número de seguridad social
  • Pide un depósito inicial, si el inmueble sufre daños o no se paga la renta, podrás hacer uso de este dinero
  • Considera pedir un aval y comprueba sus datos y solvencia económica

Esperamos que este blog te haya sido de utilidad, cuéntanos ¿Tú has pasado por esta situación? ¿Lo has solucionado? Queremos leer tu historia.

Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Remodela tu apartamento: tips para negociar con el dueño

Cuando vives en un apartamento rentado existen reglas que debes seguir según tu arrendador; una de ellas es NO SE PERMITE DECORACIÓN, y es que a veces nos resulta imposible no querer tener un espacio que lo hagamos propio, que la mejor manera de lograrlo es hacer pequeños cambios que te tengan contento a ti y a tu arrendador. ¡Nosotros te ayudamos! Remodela tu apartamento con el consentimiento de tu casero.

Si tu decoración luce simple y plana puedes intentar colocando unas baldosas sin cemento o yeso; existen algunas de polipropileno o vinil, duran más y suelen ser más económicas, ¡además no dañarás el departamento!

Tal vez te interese: Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Usar clavos en un departamento es un tema difícil, así como realizar perforaciones que puedan causar alguna molestia. Los ganchos de soporte son una excelente opción para decorar. Son fáciles de instalar por su adhesivo y podrás colocarlos en cualquier parte del hogar. Te aseguramos que tu arrendador no tendrá ningún problema en que los coloques

¿Te aburre la sencillez de las paredes? La solución es el papel tapiz adhesivo; existen miles de opciones y se encuentra en diferentes formatos. Las opciones económicas sobran y de esta manera podrás decorar la sala, baño, recamara o cocina. Instalarlo y retirarlo es muy sencillo, sólo debes asegurarte que el papel adhesivo sea de buena calidad para que al momento de retirarlo no deje residuos. 

remodelar

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Las cortinas: tu aliado para que tu departamento cambie. Son una excelente herramienta para decorar tu apartamento sin tener que invertir mucho, tu arrendador podrá estar de acuerdo pues al final son un elemento esencial. Tú serás quien elija el diseño y así le darás un giro totalmente

Existen miles de herramientas básicas que en cualquier departamento o casa pueden formar parte: plantas o flores pequeñas, libreros y hasta espejos. Todo es cuestión de creatividad y de hablar con tu arrendador para que esté enterado que, los elementos que ingresarás al departamento para decoración son cosas pequeñas que puedes llevarte si algún día decides mudarte.

Si quieres el mejor diseño para tu apartamento, ¡haz click aquí!

¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

¿Qué hacer cuando tu inquilino quiere negociar la renta?

Esta es quizá una de tus peores pesadillas, encontraste a un inquilino digno de mudarse a tu propiedad, pero quiere negociar la renta. Antes de que salgas corriendo queremos contarte que es posible, siempre y cuando estés de acuerdo y ambas partes obtengan lo que merecen o necesitan.

Lo más importante es detectar cuando el inquilino “quiere hablar contigo de algo importante”, desde las preguntas que hace hasta los movimientos corporales cuando mencionas el costo de la renta. Todas estas son señales para saber si el inquilino está interesado, pero le gustaría negociar un costo más accesible.

Negociar la renta; ¿Sí o no?

Negociar la renta no tiene nada de malo, para ser honestos es una práctica muy común sin embargo puede ser una situación incómoda. Estar preparado será la clave para salir de ella sin rasguños, pero sobre todo con una resolución que beneficie a ambas partes.

👉 5 cosas que no le puedes pedir a tu inquilino

Si crees que tu inquilino no estará listo para mudarse hasta que pueda negociar la renta entonces estas son las 4 cosas que deberás tomar en cuenta antes de lanzarte a la conversación:

Ten claridad de lo que necesitas

Es probable que negociar el costo de la renta esté dentro de tus posibilidades, sin embargo, deberás tener mucha claridad sobre lo que necesitas y debes cobrar por la propiedad que tienes en renta. Para determinar esto hay muchos factores que quizá tú ya conoces así que el siguiente paso será tener en mente las condiciones.

En caso de que aceptes bajar la renta y tu inquilino sea la persona más feliz de este planeta deberás dejarle claro lo que sí y lo que no esperas de él durante el tiempo que viva en tu propiedad. Esto con una sola finalidad, recuperar lo más que puedas el dinero que no estarás recibiendo. Esto significa que a la hora de dejar el inmueble no tendrás que gastar más en reparaciones y que respetará siempre las reglas del lugar para evitarte problemas.

Ofrece algo a cambio

Si después de varias noches la almohada simplemente dijo “no, no vamos a negociar la renta y es la decisión final” entonces puedes pensar en otros beneficios que tu inquilino puede obtener para sentirse más tranquilo viviendo en tu inmueble. Recuerda que los beneficios que elijas deberán estar en el contrato y no deberán generar un costo extra.

Estos pueden ir desde otro lugar de estacionamiento hasta aceptar ciertas remodelaciones o cambios que el inquilino desea hacer a tu propiedad.

Ve cuándo es momento de negociar

Este punto es muy importante. Debes poner mucha atención a la conversación pues existen situaciones en las que el inquilino aceptará rápido tu oferta sin la necesidad de negociar, sin embargo, adelantarte puede ser perjudicial para ti. Detecta cuando es el momento correcto para lanzar una oferta y asegúrate de no aceptar nada hasta que hayas meditado correctamente todas las opciones.

Ya que hablamos de aceptar o no la negociación, es importante saber que está bien decirle a tu inquilino que necesitas un par de días después de escuchar su oferta para tomar la decisión. Así sabrás que tomaste la correcta.

Prepárate para la negociación

Como mencionamos al inicio del artículo, estar preparado es el secreto para negociar con éxito. Antes de encontrarte con tu inquilino piensa en todo lo que podría ocurrir o lo que el inquilino diría y cómo vas a responder. Sí, pensar que el inquilino se va a molestar también entra dentro de este punto. 

Es importante contemplar todas las alternativas para saber cómo reaccionar.

Ahora que conoces nuestros consejos para negociar cuando tu inquilino quiere bajar el costo de la renta nos gustaría saber sobre tu experiencia. Cuéntanos en los comentarios qué piensas sobre negociar la renta, si has vivido una experiencia como tal y qué te ayudaría para que esto fuera más sencillo.

Contratar un agente inmobiliario; Pros y contras

Pros y contras de contratar un agente inmobiliario

Cuando comenzamos a buscar el hogar de nuestros sueños, es fácil entrar en dudas, no saber qué hacer o qué sería lo mejor para nosotros, sí es normal y hoy vamos a hablarte de uno de los temas que más controversia generan cuando hablamos de rentar: ¿Necesitamos contratar un agente inmobiliario?

No te preocupes, hoy vamos a indagar en las cuestiones que probablemente te hagan requerir los servicios de un agente inmobiliario, pero también hablaremos de las situaciones que probablemente sean ideales para saltarte buscar a un experto del real state.

Tal vez te interese: 5 consejos para arrendatarios primerizos

¿Cómo saberlo?

Antes que nada, hay que dejar bien en claro qué es lo que quieres – no precisamente hablamos del aspecto de lo que podría ser tu próximo hogar- nos referimos a qué es lo que buscas, ¿rentar? ¿Comprar?

Considera cuánto tiempo te quieres quedar ahí, cuánto crédito puedes pedir, cuánto poder de negociación hay en tus manos, y cuántos son tus conocimientos del mercado inmobiliario en el momento.

Sé realista con tu situación, esto te evitará muchos contratiempos al momento de tomar en cuenta tus planes de acción.

Ahora vamos a los beneficios de tener un agente inmobiliario o simplemente tomar la decisión de prescindir de sus servicios.

Con agente

  • Ahorro de tiempo
  • Acceso a anuncios exclusivos
  • Propiedades legítimas
  • Estarás libre de papeleo
  • Te enseñarán propiedades acorde a tus peticiones

Pero considera que:

  • Tendrás que invertir en sus servicios
  • Posibles conflictos de intereses
  • Limitado a propiedades de la agencia
  • Puede que no entiendas el papeleo

No te lo pierdas: 5 términos para entender tu contrato de arrendamiento

Sin agente

  • Ahorras dinero
  • Tienes más control del proceso
  • Entenderás el papeleo
  • Acceso a propiedades del mercado

Contras

  • Riesgo de posibles timos
  • Mayor inversión de tiempo
  • Mayor esfuerzo de tu parte

Ahora que conoces algunos de los pros y contras del proceso de contratar un agente inmobiliario, es momento de que consideres si es momento de invertir en uno o tal vez puedes ahorrarte ese costo.

¿Tienes dudas en el ámbito inmobiliario? Síguenos en nowo.mx, toda la información y charla que los inquilinos y propietarios necesitan.

No te lo pierdas: Ahorra dinero aunque pagues renta ¡Te decimos cómo!

agente inmobiliario