¿Cómo protegerte de un casero malvado?

La mejor forma en la que puedes sobrevivir a una relación tensa con un casero difícil, es armarte de conocimiento y buscar de apoyo extra en caso de que lo requieras. 

Es común que las quejas de los arrendatarios sean en torno a problemas con reparaciones de la vivienda o complicaciones con el pago de las rentas. 

Toda esta información debe estar oportunamente establecida en el contrato de arrendamiento, pero nunca está de más repasar algunos consejos para llevar una buena relación con tu casero. 

¿Renovación de contrato? Aquí te decimos cómo

Conoce y comprende sus derechos y responsabilidades

Muchos inquilinos novatos, no saben a qué tienen derecho o qué deben hacer en su calidad de arrendatarios. Dentro de las obligaciones del dueño de la casa, por ejemplo, es mantener en buenas condiciones la vivienda; hacer las reparaciones que se requieran para conservar en buen estado la estructura eléctrica, la plomería, etc.

Si se van a hacer revisiones periódicas del inmueble, es importante que te avisen de esta visita con anticipación y acordar la mejor hora.

Tú como inquilino, debes comprometerte a pagar la renta puntualmente, a preservar el estado del inmueble; a notificar al dueño si es necesario hacer reparaciones como las que ya mencionamos, no hacer cambios dentro del inmueble y pagar cualquier daño ocasionado. 

Si tu casero parece – y actúa – como un duende gruñón, no hay motivos para que el estrés te invada. Te compartimos varios consejos de cosas que hacer y que evitar cuando tu arrendador no tiene el temperamento de un ángel. Cuéntanos, cuáles han sido tus peores experiencias con un casero, te leemos. 👀

Posted by nowo on Tuesday, December 3, 2019

Lee y entiende todo sobre tu alquiler

Es importante que leas, comprendas y estés de acuerdo con cada punto de tu contrato de arrendamiento. Si no estás seguro de algo, no tengas miedo de preguntar o argumentar para poder hacer alguna modificación. Este documento debe respaldar los derechos y obligaciones tanto del dueño del inmueble como los tuyos.

Si te solicitan firmar algún punto y detectas que está incompleto (no establece ciertos términos) puedes aclarar la situación primero. De ser necesario, acude a un abogado para orientación profesional.

3 puntos clave para pagar la renta

Lleva registros de lo importante

Lleva registro de todo lo que trates con tu casero, como las notificaciones de algún arreglo que se tiene que hacer en la casa, el medio por el que harás llegar el depósito mensual de renta, reuniones o acuerdos que hayan tomado en el transcurso de tu estancia. Esta información te funcionará como respaldo en caso de presentarse algún inconveniente. 

Propicia siempre un diálogo abierto y positivo

Intenta mantener siempre un diálogo abierto y amigable con el dueño del inmueble de rentas. Esto los ayudará a trabajar juntos en la resolución de inconvenientes. Si muestras que eres un inquilino que cuida su casa, él tendrá toda la disposición de negociar y llegar a acuerdos que los beneficien mutuamente. 

5 características de un buen inquilino

Artículos relacionados

Seguro de arrendamiento: Un escudo para tus rentas

Conoce nowo, el seguro digital para contratos de arrendamiento El proceso de arrendamiento es un trato. Como en cualquier trato las partes involucradas lo que esperan, es que todo lo pactado se cumpla al pie de la letra. Caseros, inquilinos e inmobiliarias tienen sus propios procesos para garantizar que esto suceda así. Sin embargo, siempre […]

Leer más
El Inquilino Ideal es un Inquilino Empoderado

¿Existe un inquilino ideal? En el año pasado, cientos de caseros se enfrentaron a una misma situación. Los inquilinos tuvieron problemas para pagar el alquiler, abandonaron el inmueble por complicaciones de pago, o directamente tuvieron que negociar porque no pueden pagar. Esta situación puso en jaque a varios arrendadores, algunos de ellos ya lograron encontrar […]

Leer más
Desalojo de Inquilinos en México

El desalojo de inquilinos en México es una realidad que, muchos arrendadores y arrendatarios, deben enfrentar día a día. ¡Checa estos datos!

Leer más